La expresion “pleito casado” significa que las personas que estan casadas siempre tendran algo de que discutir lo que se conoce como pleito casero, es decir si el pleito es entre casados se llama “pleito casado”

Lo mismo aplica a el internet y el empleo ya tienen un pleito casado, esto se debe a que los empleados de oficina se sienten con derechos para navegar en internet por motivos personales.

Este problema que obviamente se da entre personas que laboran en oficinas con computadora y acceso a internet, esto tal vez no aplique a otro tipo de empleo como el personal de limpieza que generalmente no usan internet.

Lo cierto es que segun eltiempo.com los sitios que tienen que ver con redes sociales como facebook, de videos como youtube y sitios de pornografia son los mas bloqueados.

Me sorprende que en esa lista no aparezcan sitios de phising, warez, pharming y distribuidores de malware, como los que venden falsos antivirus.

Aunque lo cierto es que como ya comente en este otro post que los sitios de mas visitantes son propensos a distribur malware y virus de manera totalente involuntaria como es el caso de facebook.

Muchos hablan que es importante educar a los empleados, puede que eso funcione hasta cierto grado, pero de lo que se olvidan es que como seres humanos la tentacion nos gana.

Por eso aunque es importante la educacion laboral, lo cierto es que el dinero invertido en seguridad de redes e internet es dinero bien invertido por si las dudas.

Lo cierto es que existen alternativas en este campo por ejemplo si se trata de una oficina donde solo hay menos de 10 computadoras, el problema se puede solucionar con un experto en seguridad de redes y listo.

Tambien existen los proxys anonimos que son para burlar sistemas y navegar por internet sin problema las solucion en ese caso es usar las dns del sitio opendns.com que tambien niegan el acceso a servidores proxys de internet.

La ultima palabra la tiene solo el que paga o sea el patron y el sabe si le acceso libre a internet a los empleados o NO es el que tiene la ultima palabra.