Algunas veces no basta con solo palabras, tu le puedes ordenar al niño que no vea contenido pornografico, violento o racial, pero la verdad es que es imposible vigilar a tu querido hijo las 24 horas del dia y por mas que hables con tu hijo muchas veces es posible que NO obedezcan las instrucciones…